REAL SOCIEDAD
DE TENIS DE GRANADA

HISTORIA

La Real Sociedad de Tenis de Granada se fundó en el año 1917, con Francisco Castro como Presidente, disponiendo de una pista en el Paseo de la Bomba, junto a la fundición Castaños.

En poco tiempo el tenis se convierte en el deporte de moda entre la “buena sociedad” granadina, celebrándose en sus instalaciones en el año 1918 el primer campeonato de Tenis de Granada, resultando vencedores en categoría masculina Manuel García, y en categoría de dobles mixtos Manuel García y Carmen Martel.

Al año siguiente en 1919, se celebra el primer torneo del Corpus, coincidiendo con las fiestas de la ciudad, torneo que se ha convertido en el más prestigioso evento tenístico anual de Granada. En esta primera edición resultaron vencedores Manuel García en categoría masculina, y Soledad Mantilla en la femenina.

En el año 1931, gracias a la iniciativa del joven aristócrata Don Manuel Fernandez de Prada, la Real Sociedad de Tenis da un salto importante en su consolidación, con la inauguración de las nuevas instalaciones, ubicada en el Paseo del Violón. El proyecto, diseñado por el arquitecto D. Matías Fernandez Figares, consta, según la crónica de la época "de un edificio central, con un salón de 8 por 10 metros, con tres pistas de tenis, dos pistas de concurso, un skating, un gimnasio, otra pista para carreras y saltos y un local amplio para la instalación de cuantos deportes permitan la afición y la situación económica de la Sociedad que comienza a ser magnífica."

Hasta el mes de diciembre de 1939 no se reorganizó con una nueva junta directiva la Sociedad de Tenis de Granada, con su titulo de Real recuperado tras diez años de República y guerra.  Fue un directiva liderada por los hermanos Dávila Valverde, con Joaquín en la Presidencia y Jose María de Vicepresidente.

En el terreno deportivo, la década de los cuarenta estuvo dominada por Luis Muller, tenista alto, elegante, fino y tranquilo, dedicado durante esa época en cuerpo y alma al tenis. Así, tanto los campeonatos de Granada como los de Corpus tuvieron del 1942 al 1947 a Luis Muller como campeón, alternándose sus rivales, Miguel Hernáiz, Guillermo García Valdecasas, Manrique, etc, en la segunda posición.

En la década de los cincuenta, el nivel del torneo del Corpus va subiendo, debido a la calidad tenística de los jugadores invitados. Así en 1957 viene el Campeón de España, Jose María Couder, ganando en la final a la mejor esperanza del tenis español, Manolo Santana, al que por cierto, el jugador local más en forma del momento, Pepe Ferrer, logró ganarle un set por 6-1. Maria Teresa Cuadrado , la eterna campeona granadina, que ya había despuntado en el torneo del Corpus de 1956, perdió en la final con la campeona nacional Ana María Estalella. Pero en el torneo del Corpus del año siguiente, 1958, Maria Teresa se apunta un éxito sensacional al imponerse en la final a la madrileña y favorita, Mari Carmen Hernández Coronado.

En los años sesenta la Real Sociedad es más un Club social que deportivo, aunque muchos de sus socios siguen practicando el tenis y participan habitualmente en los torneos de primavera y otoño.  En el Ranking de jugadores apenas hay cambios, con Pepe Ferrer dominando la categoría masculina hasta que llega un joven abogado gaditano, Enrique García de Movellán, al que le llamaban “Kiriki”, que ganó el campeonato de Granada de 1964 y lo fue por muchos años.

En categoría femenina el dominio de Maria Teresa Cuadrado es total, manteniendo en esos diez años el título de campeona de Granada y de Andalucía. Pero sus éxitos se extienden a nivel nacional, ascendiendo a primera categoría después de ganarle a la Campeona de España, Ana María Estalella en el Corpus de 1965, participando en el Torneo de Wimblendon, y proclamándose campeona de España de dobles en 1967.

En Abril de ese año, 1967, se celebra en las instalaciones del Club un torneo de exhibición en el que participan Manolo Santana, un jovencísimo Manuel Orantes, y los primeros del mundo; los australianos Roy Emerson y Bob Hewitt. Nunca se ha visto en Granada tenis de tantos quilates. La exhibición fue un éxito impresionante, con las instalaciones del Club rebosantes de un público entregado a este deporte.

En los años 70, con Manolo Orantes en el número uno del tenis español, y Maria Teresa Cuadrado en el siete de las chicas, el tenis se pone de moda entre los granadinos. La competencia entre la Real Sociedad de Tenis y el Tiro de Pichón divide a los tenistas locales. Cada club tiene su propia escuela de Tenis, abundan los torneos, y el tenis se va haciendo cada vez más popular.

Es en esta época cuando se inauguran las instalaciones en donde se ubica actualmente la Real Sociedad. Es en el año 1976, en un solar al lado de la Conejeras. El Club se denomina el Serrallo, cuenta en su apertura con 100 socios, y cuenta con un amplio local social, una piscina de 40 metros, y 6 pistas de Tenis.

Fue en el año 1982 cuando la Real Sociedad de Tenis se fusiona con el Club el Serrallo, trasladando sus instalaciones a las del nuevo Club.

Y es allí, con unas instalaciones recién remodeladas, cuando la RST de Granada acoge el Campeonato de España de Tenis del año 1985.  Fue todo un hito para el club y para Granada. Y fue en este campeonato donde se encumbró a una niña de 13 años, a la postre ganadora del campeonato, Arancha Sánchez Vicario. Su hermano Emilio fue también el vencedor en categoría masculina.

A mediados de los años 80, varios jugadores jóvenes, como José Antonio Sánchez y Alberto Santana, acompañados de otros como Amador Muñoz, empezaban a despuntar en el tenis nacional, llegando a ser segundas categorías nacionales, obteniendo el primero de ellos, al margen de varios títulos provinciales, varios regionales, dominio que se extendió hasta primeros de los años 90, momento en el que irrumpieron los Jorge Tamayo, Pablo Martínez, Sebastián Tobaruela, José María Garrido; Edu Coca, Cristian Zurita, Javier Limones,  y Enrique Zambrano, entre otros que llevaron por primera vez al equipo a la segunda categoría nacional por equipos de club, un hito histórico en el tenis andaluz, categoría en la que sigue el club decano del tenis nacional, así como un dominio casi dictatorial en el Campeonato de Andalucía de clubes. También en los años 90, se disputaron varios torneos WTA, que tuvieron a grandes jugadoras, como la alemana Isabel Cueto, en ese momento nº 26 del mundo como máximo exponentes. Asimismo un master del circuito Andalucía ATP, en el año 91, con jovencísimos Corretja, Berasategui, etc, dejó un gran sabor de boca entre los aficionados.

Mientras tanto el tradicional torneo Internacional Corpus, ha llegado a la 57 edición, las mismas que el Conde de Godó, y por el que han pasado grandes figuras del tenis mundial, como Orantes, Santana, Jan Kodes, Ion Tiriac, Juan Avendaño, Marcos Górriz y más recientemente, vencedor en las dos ultimas ediciones a Tati Rascón, dos veces subcampeón de España, y actualmente el campeón del mundo veteranos +35.

Después de unos pocos años en los que la actividad deportiva de relieve se ciño prácticamente al referido Trofeo Corpus, en el año 2005 se diseñó una nueva política deportiva, que impulsó la apertura del club a la sociedad granadina a través de las celebraciones de exitosos eventos deportivos, como los Campeonatos de España de pádel por equipos de Club, Primera Categoría 2007, en el que la RST, con jugadores 100% del club, consiguió una espectacular tercera plaza frente a otros con desembolsos económicos impresionantes, o los exitosos ITF WTA desde 2006, que han tenido jugadoras de más de 50 países compitiendo, todas profesionales que día a días las vemos en los medios, como Carla Suarez, María José Martínez, la esperanza checa Rybarikova, o la rumana Nicolescu, que andan por el ranking 30 a 60 mundial.

Pero quizás uno de los eventos más bonitos, que quedarán en el recuerdo de los socios y aficionados, será la COPA DEL SOL 2007, campeonato de Europa de Selecciones infantiles, donde tuvimos durante diez intensos días, la suerte de ver a los mejores sub14 del mundo, futuras estrellas del tenis, uno de ellos, socio de nuestro club, Roberto Carballés, que además no perdió ni un solo punto de todos los disputados con la selección española. Aprovechando dicho evento, hubo un emotivo acto, en el que se nombró a Jesús Ferrer, socio de honor de la RST de Granada.

No podemos olvidar a las tenistas féminas de la RST, ya que tenemos varias jugadoras habituales de los circuitos ITF, como son Lucía Cervera campeona alevin infantil de España y primera granadina en ganar un ITF, Teresa Ferrer, Lucía Martínez y Nuria Párrizas, si bien la primera de ellas, ha sido la gran dominadora del tenis nacional en categorías infantil, cadete y junior, aspirando en este momento a ser la referencia del tenis granadino a nivel nacional.

Y la actividad deportiva ha sido incesante, ya que se suceden los torneos de tenis y pádel de todas las categorías, siendo un eje fundamental de la vida de este club siempre caracterizado por el alto nivel de sus deportistas, y además de su gran competitividad que le otorga un relevante escalafón en el mundo del tenis y pádel andaluz y nacional.

A finales de los 90 el club incorpora dos pistas de pádel, deporte que rápidamente gana en aficionados, lo que ha llevado en los últimos años a acometer un plan de ampliación y renovación de las instalaciones deportivas, disponiendo en la actualidad de 7 pistas de pádel, dos pistas de tenis de tierra batida, 6 pistas de tenis , frontón, pista polideportiva, sauna, sala de usos multiples, gimnasio.